Posgrado de Medicina Indoamericana

Rosario, Santa Fe, Argentina

Posgrado de Medicina Indoamericana

Por quinto año consecutivo, en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Rosario, se dictará nuestro curso de Postgrado sobre Medicina Tradicional Indoamericana

La medicina tradicional indígena (MTI) se sustenta en un cuerpo de conocimientos existente a lo largo de milenios. Un cuerpo de conocimientos actualmente vigente en culturas y regiones que ha demostrado ser eficiente y que la medicina occidental ha ignorado hasta la fecha.
Los objetivos de este curso son: facilitar la comprensión de la medicina tradicional indígena por parte de la medicina alopática occidental, revalorizando el legado ancestral y tendiendo puentes entre ambas medicinas; introducir al cursante en la abundante literatura e investigaciones científicas sobre medicina tradicional indígena; capacitar a profesionales de las distintas áreas para que con responsabilidad ética y respeto se acerquen a este patrimonio cultural de la Humanidad y revalorizar, difundir y estudiar la medicina tradicional indígena de los pueblos originarios de nuestro país recuperando a su vez nuestro propio legado e identidad perdida, entre otros.

El curso de posgrado comenzará a dictarse el SABADO 27 de abril de 2019 en la Facultad de Medicina (UNR). Se realizará todos los terceros sábados de cada mes, de 8:00 a 13:00 hs.

Ejes Temáticos

  • Paradigmas Científicos, Matrices epistémicas, Cosmovisiones.
  • Sociedad, Cultura, Psiquis, Cuerpo y Salud.
  • Sistemas Tradicionales De Sanación Integral.
  • Los Sistemas De Sanación Tradicionales, el Cerebro y la Conciencia.
  • Sistemas De Sanación Tradicionales De La América Indígena: Inuit (esquimal – Canadá), Pueblos de la Costa Noroccidental de América del Norte, Cherokee, Mexicano (Mazateco, Maya, Tzotzil, Tarahumara, Huichol, Azteca), Amazónico (Shipibo-Konibo, Shuar, Yanomani, Piaroa, Kamayura), Mundo Andino, Costa Norte del Perú, Wichi (Mataco), Qom (Toba) y Guaraní (Argentina).

Dirigido a

Este posgrado está dirigido a profesionales y docentes de la Salud, Ciencias Sociales y Humanísticas y público en general.

Se entregan certificados

Para mayor informacion: medicinaindoamericana@gmail

Equipo Docente

Néstor Berlanda (Médico Psiquiatra), Ariel Roldán (Médico Psicoterapeuta), Diego Viegas (Lic. en Antropología ) e Iván Turchetti (Psicólogo). También expondrán en este curso médicos tradicionales de diversas etnias.

Dr. Nestor Berlanda

Dr. Nestor Berlanda

Médico Psiquiatra

Dr. Ariel Roldán

Dr. Ariel Roldán

Médico Psicoterapeuta

Dr. Diego Viegas

Dr. Diego Viegas

Lic. Antropologo - Abogado

Lic. Iván Turchetti

Lic. Iván Turchetti

Psicólogo

Fundamentos

La medicina tradicional indígena (MTI) se sustenta en un cuerpo de conocimientos existente a lo largo de milenios. Un cuerpo de conocimientos actualmente vigente en culturas y regiones que ha demostrado ser eficiente y que la medicina occidental ha ignorado hasta la fecha.

Así, la OMS destaca en varias de sus resoluciones, desde el año 1977 a la actualidad, la importancia de la medicina tradicional indígena e insta a los estados miembros con lineamientos concretos de cómo llevarlos a cabo. En este sentido, podemos destacar la resolución del 24 de enero del año 2003 donde recomienda a los estados miembros el “apoyo a la investigación de los remedios tradicionales y a que se tomen medidas para proteger, conservar y mejorar, si fuera necesario, los conocimientos de la medicina tradicional y la reserva de plantas medicinales” (ver anexo punto 5 y 6), así como también la resolución 62.13 del 22 de mayo de 2009 en su punto 11 animan a “promover la enseñanza de la medicina tradicional en las escuelas de medicina”.

Nicaragua por su parte aprobó en 2011 una avanzada ley de “Medicina Tradicional y Ancestral” con el objeto de reconocer, respetar, proteger y promover las prácticas y expresiones de la medicina tradicional en todas sus especialidades. Las finalidades de esta ley se destacan por la promoción del uso de medicinas tradicionales en base a derivados de plantas, animales y minerales o cualquier combinación entre ellos, en condiciones de calidad, seguridad, accesibilidad y responsabilidad.
Esta ley también garantiza la adaptación y articulación de los conocimientos y prácticas de los sistemas de salud tradicionales entre sí, y con el sistema nacional de salud; estableciendo que el Ministerio de Salud Nicaragüense certificará a las personas que practican la medicina tradicional para que brinden atención a la población.

En 2009 la XXV asamblea ordinaria del Parlamento Latinoamericano con sede en Panamá resolvió aprobar la Ley Marco en Materia de Medicina Tradicional para América Latina y el Caribe con lineamientos similares a las resoluciones de OMS

A su vez en México, se ha incorporado el tema en el Programa Nacional de Salud de ese país, promoviendo políticas de respeto y el estudio y validación científica de las medicinas tradicionales y complementarias. Medidas similares se han tomado también en Brasil y Bolivia.

En la Argentina la negativa a integrar otros saberes en materia de salud tuvo como punto álgido de conflicto y debate el emblemático caso del niño Julián Berá de la Comunidad Mbyá-Guaraní de Misiones, quien fuera enviado en 2005 a un hospital de Buenos Aires para el tratamiento de su cardiopatía forzando la inicial negativa de sus padres y de los médicos tradicionales y guías comunitarios, que proponían un diferente tratamiento de acuerdo a su cosmovisión en su propia tierra. Al mismo tiempo, los tratamientos herbolarios o terapias tradicionales del mundo indígena o mestizo hace muchas décadas comenzaron su expansión en las grandes ciudades, e incluso hoy en día cada vez más personas de zonas urbanas densamente pobladas –que no pertenecen a una tradición mestiza, rural, u originaria- se vuelcan a experimentar con tratamientos de medicina y psicología autóctonas tanto de nuestro país como a través de especialistas migrantes o visitantes de los países limítrofes.

La Medicina Moderna, apoyada en el modelo mecanicista newtoniano, hoy velozmente reemplazado por una nueva racionalidad científica y nuevos paradigmas emergentes en todos los campos del saber, no sólo comienza a abandonar como dogma el concepto y la filosofía del cuerpo como máquina, la enfermedad como avería de alguna parte de esa máquina y la tarea del médico como la de un reparador físico-químico de esa máquina, sino que comienza a tender puentes con los saberes tradicionales, que desde hace milenios intuían la complejidad de factores que intervienen en la salud, incluyendo los emocionales, sociales y culturales, y una visión más amplia, relacionista, personalizada y humanista que apunta a disminuir los desequilibrios dinámicos. De igual modo la psicología, antes atravesada por modelos mecanicistas o raíces organicistas, ahora también extiende su colaboración con la medicina y abre su comprensión a mapas dinámicos de la conciencia y de la mente que se manifiestan en la colectividad. Mapas similares a los de muchas cosmovisiones de sanación amerindias.

Mientras Occidente expande desde hace algunos años cada vez más sus herramientas (tanto humanísticas como bioquímicas) para acercarse a la comprensión inédita de las prácticas, técnicas, representaciones y sistemas simbólicos de los pueblos originarios, los propios nativos –o sus herederos mestizos- se abren a dichas investigaciones o –lejos del secretismo que se habían autoimpuesto como lógica consecuencia del genocidio y etnocidio sufrido por la cultura hegemónica- ofrecen abiertamente sus tratamientos fuera de sus remotas comunidades, en los propios centros urbanos y tecnológicos, y algunas de sus actividades se “globalizan” por todo el continente americano y el mundo, cientos de kilómetros y en regiones diferentes de las que tuvieron su origen.

Objetivos

1. Facilitar la comprensión de la medicina tradicional indígena por parte de la medicina alopática occidental, revalorizando el legado ancestral y tendiendo puentes entre ambas medicinas.

2. Introducir al cursante en la abundante literatura e investigaciones científicas sobre medicina tradicional indígena.

3. Capacitar a profesionales de las distintas áreas para que con responsabilidad ética y respeto se acerquen a este patrimonio cultural de la Humanidad.

4. Revalorizar, difundir y estudiar la medicina tradicional indígena de los pueblos originarios de nuestro país recuperando a su vez nuestro propio legado e identidad perdida.

5. Acercarnos a las Medicinas Tradicionales Indígenas de otros pueblos originarios de Latinoamérica y Centro y Norteamérica.

6. Educar y desmitificar las Medicinas Tradicionales Indígenas evitando el fraude y malos entendidos.

7. Capacitar y formar a los profesionales de las distintas disciplinas en los conceptos y cosmovisiones de los pueblos originarios acerca del ser humano entendido como totalidad, específicamente en relación al proceso salud-enfermedad.

8. Brindar nuevas herramientas y puntos de vista al profesional de la salud para su desenvolvimiento actual.

Ingreso Alumnos

Contacto

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies